VENTA DE TRUFA NEGRA - info@trufasdelsenorio.com

Prohibición del consumo de trufas en el Islam

Siempre se ha atribuido a las trufas virtudes afrodisíacas, fama que le viene desde la época clásica / mundo griego a través de Galeno, quien decía que “comer trufas produce una excitación general que predispone a la voluptuosidad”. Ya en el siglo XII fueron prohibidas por el imán Ibn Abdun y al que se le atribuye la frase “Que no se vendan trufas junto a la mezquita por ser fruto buscado por los libertinos”.

Ya Brillant- Savarin, contribuyó a consagrar el valor gastronómico del producto: “la trufa no es un afrodisíaco pero… en determinadas ocasiones, hace más tiernas a las mujeres y a los hombres más amables”.